Seleccionar página

En Marrones Gestión de Residuos trabajamos para minimizar el impacto medioambiental. Del total de residuo que entra en nuestras instalaciones, tan solo un pequeño tanto por ciento acaba en depósitos controlados, mientras que una proporción importante se recicla (papel/cartón, plásticos, porex, bigbag…) o se convierte en combustible sólido recuperado.

El combustible sólido recuperado o CSR constituye una de las principales alternativas para la valorización de los residuos, ya que constituye una opción energética para industrias que hacen un uso intensivo de energía no renovable y que se obtiene a partir de residuos no peligrosos.

Los rechazos poseen un alto contenido energético debido a su alto porcentaje en papel, plástico y madera y su transformación en un combustible alternativo supone una serie de ventajas medioambientales y económicas que hacen más atractiva la posibilidad de llevar a cabo su valorización energética.